CERRAR X
CERRAR X
Albergue de la Veterinaria Municipal alcanzó su cupo máximo
 
I
I
I
 

 


 

 
----------------------------- 
 
 
----------------------------- 
 
 
----------------------------- 
 

 
Facebook
 

 

 


Parásitos Internos en Los Perros y Gatos

La mayoría de los parásitos internos o endoparásitos son gusanos redondos y gusanos planos (lombrices y tenias respectivamente) como también los organismos unicelulares que pueden existir en el intestino de perros y gatos. Los gusanos más comunes son los gusanos redondos o lombrices intestinales, gusanos con ganchos, gusanos con forma de látigo enrollado y gusanos planos (tenias). Los parásitos unicelulares comunes son coccidias y Giardia.

Los gusanos redondos son el parásito intestinal más común en los perros y gatos en el mundo. Los animales infestados con lombrices intestinales pasan la infección a otros animales cuando los huevos del gusano se transforman en formas larvarias y están presentes en las heces del animal (material fecal). Su mascota puede infestarse comiendo tierra contaminada, lamiéndose el pelaje o las patas contaminadas, o bebiendo agua contaminada.

Las hembras caninas infestadas pueden pasar la infestación a sus cachorros antes del nacimiento o cuando son alimentados a través de la leche materna. Las hembras felinas parasitadas no infestan a sus gatitos antes del nacimiento vía transplacentaria, pero pueden pasar la infestación cuando los gatitos son alimentados a través de la leche materna.

Las infestaciones con la lombriz intestinal son clasificadas como zoonosis, lo que significa que estas enfermedades de los animales pueden ser transmitidas a los seres humanos. El contacto directo de una persona con los perros y los gatos infestados aumenta el riesgo de infestación con la lombriz intestinal. La mayoría de los contagios provienen de ingerir accidentalmente la larva del parásito o la larva puede penetrar a través de la piel. Por ejemplo, los niños tienen un mayor riesgo para la infestación si juegan en áreas que pueden estar contaminadas con excremento como los montones de suciedad y areneros (cajas con arena), y ellos se contaminan sus manos con larvas.

Cuando las personas no reciben el tratamiento adecuado, las lombrices intestinales pueden causar problemas muy serios de salud si las larvas penetran en los órganos u otros tejidos, causando daños en el pulmón, cerebro o hígado. Si la larva de la lombriz intestinal migra a los ojos, puede producir ceguera parcial o permanente.

Las tenias viven en el intestino delgado de su perro o gato y le roban los nutrientes de los alimentos que su mascota come. Normalmente, una infestación se diagnostica cuando un grupo de huevecillos se observan en la región perianal, en la base de la cola o en el excremento de su animal. Estos huevecillos agrupados parecen como granos de arroz aplanados. Aunque haya disponible varios antiparasitarios eficaces contra las tenias, la mejor medicina preventiva es mantener a su mascota libre de pulgas. Raramente, las tenias son un riesgo para las personas.

Las mascotas sanas no suelen mostrar signos clínicos aparentes de una infestación con gusanos intestinales. Sin embargo, si usted nota un cambio en el apetito de su mascota o pérdida de brillo en el pelaje, diarrea, o tos excesiva, consulte a su Médico Veterinario.


   
   

 

 
HORARIO DE ATENCIÓN Lunes a Viernes de (8:30 a.m. a 5:30 p.m. Dirección Av. Ricardo E. Aparicio 740 Urb. Las Lagunas
Teléfonos: 313-4496 (Directo) 313-4444 (Central) anexos 312